Botones share

martes, 30 de julio de 2013

Papá y su peque: Celebrando las fiestas patrias.

Como ya sabéis, Lamamá nació en Perú y como el 28 de julio se conmemoraban los 192 años de la independencia de su país, llevamos a JoanPetit a la celebración para que no pierda contacto con sus raíces.

La fiesta, aquí en Castellón, fue organizada por la asociación Raíces de América y tuvimos de todo: comida, bailes, juegos populares, partidos de fútbol... En definitiva, un día bastante completo.

Nada más llegar y después de montar el chiringuito, el peque localizó los juegos para niños, antes incluso de que nosotros nos diésemos cuenta que estaban cerca, y para allá que arrastró a Lamamá mientras yo echaba un vistazo por allí.

Lo que más se echa de menos del Perú, incluso para los que no somos peruanos, es la comida. Por eso, en cuanto Lamamá regresó  del parque infantil, nos lanzamos a los puestos a devorar algo. Comimos ceviche, anticuchos, papa rellena, arroz con pollo... y de postre marcianos, aunque aquí son más conocidos como flashes.
La papa rellena

Mientras comíamos (ya que pasamos casi toda la jornada "picando algo") vimos un desfile donde los niños llevaban diversos trajes regionales, se cantó el himno nacional (que, por cierto, Lamamá no se lo sabe, lleva demasiados años aquí), brindamos con pisco sour (pronunciado pisco sauer) y vimos varias danzas típicas, entre ellas la marinera que es de la zona de Lamamá y que no descarto aprender algún día, aunque soy muy torpe bailando.
Niños bailando la marinera
Es un baile que se baila descalzo
Primero bailaron los niños y luego los adultos
Después de un descanso a la hora de la comida, hubo una demostración de como se hace un ceviche, (aunque a esas horas yo corría detrás del peque por los columpios) y un partido de fútbol entre dos equipos femeninos que ganaron las chicas de la Asociación Raíces de América (que para algo ellas habían organizado el "tinglao", ¿no?) Después de esto, nosotros nos retiramos aunque nos quedamos sin ver el espectáculo de música criolla, pero se hacía muy tarde y no podíamos más.
Ceviche peruano.
En fin, así pasamos el 28 de julio, recordando Perú, en un buen ambiente, charlando con los compatriotas de Lamamá y disfrutando mucho (sobre todo de la comida, mmmmmh ¡que bueno!)

Y ¡que viva el Perú, carajo!
Joan "leyendo" los afiches
El juego del sapo
JoanPetit lo pasó en grande.



6 comentarios:

  1. la marinera es hermosa! has visto esto? http://elcomercio.pe/turismo/1609111/noticia-video-bailar-plena-plaza-armas-nueva-campana-marca-peru

    por cierto, yo a Castellón fui solo una vez y a la boda de una amiga peruana de la uni con un local :P aunque se conocieron y viven en Alemania e igual no conocen esa asociación, les pasaré la voz para cuando vayan de vacaciones XD

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado el video!!!! esta tarde se lo pongo a Lamamá y le diré lo de tu amiga de la uni que Castellón es chiquito e igual se conocen :) Espero que te gustara mi ciudad.

    ResponderEliminar
  3. Creo que es muy importante no perder las raíces, qué bien que no apartéis a JoanPetit de esta cultura tan hermosa!
    Felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, es importante. Dentro de poco viajaremos para allá será la 2ª vez del peque pero en esta ocasión se enterará más :)

      Eliminar
  4. Gracias por compartirlo aprendemos más de esa cultura , por cierto iré en breve para tu tierra. un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ey que bien, pero para cual? para España o para Perú?

      Eliminar