Botones share

jueves, 14 de marzo de 2013

Papá y sus frikadas: El Geocaching

Hoy os voy a hablar de una actividad al aire libre que descubrí poco antes de que Lamamá se quedara embarazada: El Geocaching.

 El Geocaching es un juego muy divertido e ideal para niños ya que se trata de una especie de búsqueda del tesoro. Consiste en lo siguiente: una persona esconde un contenedor (al que se le llama "cache") en algún lugar y publica las coordenadas en internet para que otra persona, con ayuda de un GPS  (los del coche no sirven) o un Smartphone, lo pueda encontrar. En el contenedor se guarda un libro de registro para que la persona que lo encuentre lo firme y lo vuelva a dejar en su lugar, de esta manera, puede ser encontrado por más personas. Además del libro de registro, en la gran mayoría de cachés también podemos encontrar varios objetos para intercambiar, por ejemplo: pequeños juguetes, llaveros, chapas, pines, etc. La única regla es que si te llevas algo, debes dejar otra cosa del mismo valor o superior.

Los contenedores pueden ser de varios tamaños. Lo mas habitual para esconder fuera de las ciudades es un "tupper" de plástico y pueden estar en cualquier parte: debajo de un montón de piedras, en el hueco que forma alguna roca o las raíces de algún árbol ... También hay contenedores pequeños que, normalmente, se esconden en las ciudades (sí, a lo mejor al lado de tu casa hay un cache y no lo sabías) y solo contienen el libro de registro. Incluso he visto fotos de bidones enormes escondidos en los bosques de los EEUU.

La forma de los contenedores va desde el típico "tupper" que os comentaba antes (la gran mayoría de caches son de este tipo, al menos en España) a los que están muy bien camuflados, con forma de piedras, hojas, ramas... el único límite es la imaginación de aquel que lo esconde

Normalmente, los caches suelen estar cerca de lugares que por su belleza natural, su historia, sus vistas o por otras particularidades algún "geocacher" ha considerado que son dignos de visitar y ha decidido esconder un contenedor allí.

Los caches no solo se diferencian en el tamaño, o la forma del contenedor, sino también en el tipo de cache. Por un lado tenemos los tradicionales que son simplemente un contenedor escondido en las coordenadas indicadas. Pero también tenemos los multicaches, que para encontrarlos tienes que ir a diversos lugares buscando pistas en cada uno de ellos. Pistas que al final te ayudarán a encontrar las coordenadas del contenedor, algo así como una especie de gymkana. Algunos multicaches están pensados para hacer pequeños recorridos turísticos a la vez que buscas el tesoro, como por ejemplo éste que hicimos en Roma recorriendo el barrio del trastevere para buscar las distintas pistas. Hay otros tipos como los mistery, en los cuales tienes que resolver primero una pista o acertijo que te llevará a obtener las coordenadas, los wherigo que son casi, casi como si jugáramos a un videojuego pero en la realidad, etc...

Para jugar solo hay que registrarse en la página oficial (es gratis) y ya podéis descargar las coordenadas de los caches para empezar a buscar con vuestro GPS. Si no tenéis GPS, pero tenéis un teléfono con android (y con GPS, of course) yo os recomiendo la aplicación C:Geo que está hecha exclusivamente para este juego y es muy completa.

Aquí tenéis fotos de algunos caches que he encontrado.
Un cache de los de "tupper"

En plena búsqueda
Con la libreta de registro
Contenedor camuflado en una corteza de árbol


Un tronco "preparado" para introducir el contenedor




Como he dicho al principio, los niños se lo pasan pipa con esto. JoanPetit es aun muy pequeñito y no se entera mucho, pero su primo Gael ya ha venido alguna vez con nosotros y le ha encantado lo de "buscar el tesoro". Así que coged a vuestra prole y ¡a buscar!, eso sí, fijaros en la dificultad del terreno, que no todos son aptos para niños aunque la mayoría sí lo son.

Si a raíz de este post os animáis a probarlo, comentadme que tal os ha ido y si ya conocíais el geocaching contadme alguna anécdota. Tenéis los comentarios a vuestra disposición.

11 comentarios:

  1. Qué chulada, no? Mmmm... eso tiene muy buena pinta. ¡gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es divertidísimo, pruébalo pero ojo, que engancha.

      Eliminar
  2. Le voy a ir poniendo tacos al carrito para ir al campo con la peque y practicar un poco que parece muy chulo.

    he puesto que voy de parte del papadejoanpetit pero te coge como usuario jejeje.

    Genial Post

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la página de geocaching.com estoy como Osk79 si me quieres buscar :)
      Yo, cuando voy al monte con el peque,me lo llevo en un mei tai u otro tipo de portabebés. Mucho más comodo ;)

      Eliminar
    2. Lo que también me ha parecido la leche es lo del reverse geocache. Que te den una caja cerrada con un gps y un buton y tengas N pulsaciones para comprobar la dirección y si vas mal o bien, si vas bien de inglés mira:
      http://arduiniana.org/projects/the-reverse-geo-cache-puzzle/
      este otro también está bien y tiene un video
      http://www.instructables.com/id/Reverse-Geocache/

      Eliminar
    3. No lo conocía. La caja es muy steampunk ¿no? jajajaja

      Eliminar
  3. Pues no lo conocía aunque el padre friki si :) ya le he dicho que muy mal por no informarme de estas actividades, mola mil. Nuestra peque es mu pequeña pero vamos a cotillear las de ciudades a ver si podemos hacer alguna :)
    Gracias por compartirlo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mola mucho, mucho. Joan también es pequeño aun para enterarse de la búsqueda, pero lo de salir a pasear o al campo les encanta.
      Los de ciudad son divertidos pero hay que tener cuidado con los ojos extraños. Imagínate que te ve alguien que no conoce el juego rebuscando por ahí. Puede pensar cualquier cosa o peor, ir después de ti, encontrar el contenedor y llevárselo a su casa o tirarlo a la basura. En Madrid concretamente hay muchísimos, no os los acabáis ni en 4 vidas.
      Si lo probáis espero que contéis como fue.
      Un saludo.

      Eliminar
  4. He visto en la tele algún reportaje al respecto..... debe ser muy divertido no?? es como un jincama pero alo heavy no????

    ResponderEliminar
  5. Es muy divertido. Anímate a probarlo y verás.

    ResponderEliminar
  6. Buscando información del geocaching me he encontrado con tu blog. Practico el geocaching desde el 2010 y, aunque lo tenía un poco apartado, lo he retomado con fuerza! Vivo en Tarragona y se ha celebrado este fin de semana El Mega La Pineda 2013. Mi hijo de 5 años lo disfruta muchísimo y aprovechando el mega hemos realizado nuestro primer caché nocturno. Un saludo y a seguir disfrutando en la busqueda ;)

    ResponderEliminar