Botones share

lunes, 27 de enero de 2014

Papá y la blogósfera: El "auge" de los blogs paternales.

No se si es cosa mía o desde hace algunas semanas en la blogósfera maternal estamos "de moda" los papás blogueros.

El primer indicio de esto me lo dio la sección Pregúntale a Papá del blog de Pilar, Maternidad continuum; en la que David Lay contesta preguntas sobre crianza desde su visión masculina.

También hace poco que a Papá cangrejo se le ocurrió sacar un premio blogueril exclusivo para papás al que, por cierto, le debo un post porque he sido uno de los agraciados.

También recientemente, Ira de Mà a mà, pella a pell, cor amb cor ha escrito un post sobre nosotros. Lo podéis leer aquí.

Por otro lado, hace ya algún tiempo que #papanoara actualiza una lista de varones que no tienen suficiente con criar uno o varios churumbeles; sino que, además, les da por escribir una bitácora.

Incluso algunos medios digitales se han interesado por el tema, como en este articulo en VLCNews en el que nombran a un servidor (ejem, ejem)



¿Por qué este auge de papás en la blogósfera maternal? En mi opinión esto se debe a que el modelo de paternidad está cambiando. Los hombres cada vez nos implicamos más en la crianza de nuestros hijos, descubrimos todas las satisfacciones que esto conlleva y, por ello, deseamos compartirlas.

Hoy en día veo que algunos papás empiezan a perder el miedo a tratar a sus hijos con amor. No digo que los papás de antes no quisieran a sus hijos pero no estaba dentro del "rol" del hombre demostrarlo. También veo que muchos padres tratan a sus hijos con respeto. Han dejado de ser las figuras que imponen disciplina para convertirse en padres que se ponen a la altura de sus hijos, les escuchan y les acompañan en su aprendizaje intentando no ordenar, ni gritar, ni imponerse. Educando desde otro punto de vista distinto.

Es cierto que aun queda mucho para que la mayoría de los hombres se implique en la crianza de los hijos, pero es difícil cambiar el modelo educativo machista que arrastramos durante siglos. Muchas veces, sin querer, repetimos los patrones que hemos visto en casa y a nuestro alrededor a lo largo de nuestra infancia.

Por ejemplo, cuando era pequeño casi nunca colaboraba en las labores del hogar. Nunca me lo inculcaron. Solo lo hacía en casos absolutamente necesarios como por ejemplo calentar la comida  o hacer un huevo frito para mi hermano y para mi cuando mi madre trabajaba, pero poco más. Cuando me "arrejunté" con Lamamá, tenia claro que era mi deber colaborar en los trabajos domésticos pero, la verdad, entre que soy muy vago y que no estaba acostumbrado a hacerlo he tenido (y sigo teniendo de cuando en cuando) muchas discusiones con ella. Una de las frases que yo más repetía era "Pero si te he ayudado con..." (póngase aquí la tarea que se quiera: plancha, platos, etc.) Y entonces a ella se le hinchaba la vena y respondía "Tu no me ayudas, tu estás haciendo la parte que te corresponde" y tenía toda la razón. Me costo bastante tiempo interiorizar ese detalle, que las labores eran cosa de dos no solo en la intención, sino también en la acción e incluso en el lenguaje.

Es por esto que muchos hombres todavía deben (o debería decir debemos, porque aun tengo mucho que mejorar) interiorizar que la crianza es cosa de los dos. Que el demostrar amor por tu hijo no te hace menos hombre. Y que criar a un hijo es algo tan maravilloso que no deberíamos alejarnos de ello por unos tabúes sociales que están quedando desfasados.



29 comentarios:

  1. Me encanta!!!! Y espero salgan muchos más blogs de calidad como los vuestros y que así se contagie si cabe más el modelo cambiante en el que estamos y en el que los padres sois fundamentales en la crianza!!!!!

    Besos y felicidades

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada vez hay más Bea. Últimamente muchos de los blogs nuevos que encuentro y que comienzo a seguir son de papás :)

      Eliminar
  2. Muy buena entrada. Yo también soy un futuro papi que quiere reivindicar la parte masculina de la "madresfera". ¡Los hombres también contamos y también queremos estar ahí!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Primero enhorabuena por tu futura paternidad, ya verás como vas a disfrutarla mucho. Además como papá bloguero seguro que te "quedas" con muchos más detalles (Esto da para post) que si no lo fueras.

      Me encontré con tu blog hace poco y junto a potros blogs "nuevos" de papás sois los que me habéis animado a escribir esta entrada.

      Eliminar
  3. Ahí le has dado, es lo "demostrar" ese amor lo que empieza a verse más.. Me encanta leer blogs de papás, porque además aportáis otros puntos de vista sobre los mismos temas. Aún no he conseguido que mi marido se lea ni un sólo post de papás, pero con tiempo.. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras. Comentarios así animan a seguir :) (Que típico me ha quedado)
      A tu santo anímale pero ¿como va de castellano? Igual no nos lee porque no nos entiende :)

      Eliminar
  4. Es que los cánones de crianza como bien has dicho, están cambiando. Muy buena entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Y que continúen cambiando, a mejor :)

      Eliminar
  5. Magnífico post para descubrir tu blog. ¡Enhorabuena, compañero! :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias. Tu blog, la verdad, me parece muy valiente, lo sigo desde hace poco pero me encanta. Enhorabuena a ti también.

      Eliminar
  6. Me ha gustado mucho este post. Creo que tienes toda la razón, que -¡afortunadamente!- el modelo de paternidad está cambiando, y cada vez son menos los padres que "delegan" en las madres tareas que consideran "poco masculinas" como el cuidado y la atención de los hijos.
    Me han encantado especialmente tus frases del último párrafo: "la crianza es cosa de los dos", y "demostrar amor por tu hijo no te hace menos hombre". Para enmarcar!!!
    Un beso!! :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias. Me alegra mucho que os guste este post porque ha sido de los que he escrito con más cariño. :)

      Eliminar
  7. La verdad es que me siento 100% identificado con la entrada de hoy. Y es que hasta salgo tambien en el VLCNews como tu, y por supuesto mis broncas por el orden en casa, tambien existen y existiran... jajaja Un abrazote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, compañero de entrevista, jajajaja.
      Lo de las broncas por la casa creo que en nuestra generación es normal porque sabemos que no está bien que las mujeres tengan que hacerlo todo, pero tampoco nos ha enseñado nadie a hacerlo y les toca a nuestras parejas "hacer de madres" y eso tiene que cansar mucho :)
      Un saludo y gracias por comentar.

      Eliminar
  8. Enamorada hasta la médula de este post y de los papás enamorados de sus hijos y que no tienen miedo de demostrarlo y de gritarlo al mundo entero!!
    Enhorabuena!!!
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, de verdad. Como he dicho antes, me alegra que os guste este post que lo he escrito con mucho amor :)

      Eliminar
  9. BRAVO BRAVO BRAVO PLAS PLAS PLAS! eres todo un hombre apañao y muchos deberían tomar ejemplo, tu sigue así y tenme contenta a Lamamá que es más maja que las pesetas y me encantan sus frases de "esa es la parte que te corresponde" ;) Es un gusto que las cosas empiecen a cambiar y los hombres se involucren en la crianza, hacer las cosas entre los dos miembros de la pareja es de lo más satisfactorio, se forma una especie de equipo muy chulo. Un abrazo y a seguir así!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por los piropos y lo de "apañao" pero no te creas, que soy muy torpón y vago, preguntalé a Lamamá ya verás :)
      Entre lo de Winnie de Pooh y lo de la parte que me toca veo que voy a tener que poner más frases de Lamamá en el blog.
      Gracias por pasar y por comentar.

      Eliminar
  10. Un post genial! Tratas varios temas: la blogosfera, la crianza de los niños, el machismo, las tareas de la casa... Y lo haces perfecto, echando por tierra lo que vamos dejando atrás y resaltando lo importante. ¡Me ha encantado! No puedo decir otra cosa :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De verdad que os lo agradezco, muchas gracias por los cumplidos :)

      Eliminar
  11. Estimado blogger,

    Soy Natalia, Responsable de Comunicación de Paperblog. Tras haberlo descubierto, me pongo en contacto contigo para invitarte a conocer el proyecto Paperblog, http://es.paperblog.com, un nuevo servicio de periodismo ciudadano. Paperblog es una plataforma digital que, a modo de revista de blogs, da a conocer los mejores artículos de los blogs inscritos.

    Si el concepto te interesa sólo tienes que proponer tu blog para participar. Los artículos estarían acompañados de tu nombre/seudónimo y ficha de perfil, además de varios vínculos hacia el blog original, al principio y al final de cada uno. Los más interesantes podrán ser seleccionados por el equipo para aparecer en Portada y tú podrás ser seleccionado como Autor del día.

    Espero que te motive el proyecto que iniciamos con tanta ilusión en enero de 2010. Échale un ojo y no dudes en escribirme para conocer más detalles.

    Recibe un cordial y afectuoso saludo,
    Natalia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias natalia. Le echaré un vistazo y si me interesa, me pondré en contacto contigo.
      Un saludo.

      Eliminar
  12. El papá de la bichilla está enamoradísimo de su peque y se implica tanto o más que yo misma en la crianza, pero de ahí a que le dé por escribir un blog ¡creo que no lo hará nunca! Justo ayer logré que publicara una entrada en el mío, y ahora que he cumplido un año como bloguera sólo ha escrito 3...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, los hay más tímidos, no pasa nada. Eso sí, dile que si algún día se anima que ya somos unos cuantos papás bien majos, jejejeje

      Eliminar
  13. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  14. Un post genial, el concepto de crianza está cambiando y con ello el papel que desempeña el padre en las tareas del hogar y la crianza de sus hijos. Los papás sois muy necesarios y espero que sigáis estando de moda por mucho tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, las cosas cambian poco a poco, pero cambian. Estoy convencido que nuestros hijos ya asumirán como normales cosas que a nosotros nos ha costado trabajo interiorizar.

      Eliminar
  15. No te imaginas cómo la has clavado con este post, en concreto con el tema de las tareas del hogar.

    Llevo casi 5 años independizado con "M", y aún hoy sigue siendo el principal tema de discusiones.

    Cuando vivía con mis padres, no hacía NADA de nada. Así que el 100% de mi tiempo libre era para ocios, a mi bola.

    De repente te independizas con tu novia/mujer, y, a menos que ella sea de mentalidad muy chapada a la antigua, te toca hacer tu parte de tareas. Y no es "ayudarlas", como bien dices. Se trata de repartirse las labores.

    Yo ya tengo una rutina que más o menos llevo bien (aunque nunca puedo evitar quejarme, es que las odio). Pero si algún día surgen tareas imprevistas extra, aún lo llevo peor.

    Y es que ha sido un salto muy grande en sólo una generación. La mayoría de nosotros siempre hemos visto a nuestros padres tirados en el sofá, sin ayudar en absolutamente nada, o muy poco. Y con esa imagen nos hemos criado.

    Si nuestros hijos ven con normalidad cómo los dos padres hacen tareas en casa, la cosa tenderá a cambiar, seguro.

    Aunque ojo, aún a día de hoy, conozco muchos casos de gente joven, en la treintena, donde ella asume que tiene que hacer todo y él no hace nada... de todo hay.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces piensas que las cosas solo te pasan a ti y no es verdad. Yo hago igual que tú, tengo una rutina para realizar mis tareas pero como alguna vez haya un imprevisto ya me pongo de mal humor y eso a veces lleva a bronca... Chico, al menos tienes razón en que nuestros peques lo asumirán como más normal, o al menos eso espero.
      Muchas gracias por tu comentario.

      Eliminar