Botones share

lunes, 28 de julio de 2014

Con el peque en el parque acuático


Cerquita de Castellón, en Benicassim, tenemos un parque acuático: Aquarama. Yo me moría de ganas de llevar al peque aunque Lamamá no estaba muy convencida. Le salió la vena dramamamá que si se aburriría, que las atracciones suelen ser para niños más grandes, que si le va a dar el sol todo el día...  Pero al final fuimos ayer y creo que para el peque ha sido una de las mejores experiencias en lo que llevamos de verano.

Escribo esto con ojeras porque de lo bien que lo estaba pasando, JoanPetit no quiso echar la siesta y solo se durmió en el coche cuando volvíamos (a eso de las siete de la tarde) con lo que se despertó sobre las diez de la noche con ganas de marcha (Esperábamos que durmiera del tirón ¡que ilusos!) ... y de marcha estuvo hasta las dos.

Pero a lo que iba. El parque está muy bien, la verdad es que, comparándolo con como era cuando yo iba de pequeño, ha mejorado mucho. Hay muchas más atracciones, está todo más cuidado... antes era un poco "cutre" pero ahora parece otra cosa.

Por el sol no hay que preocuparse porque hay muchas zonas de sombra, lo difícil es convencer a los peques de que se dejen un rato de piscina y se relajen un poquito en las tumbonas o en las toallas.

Los niños más mayores (de más de 1,10 metros) pueden subir a todos los toboganes (a los que se atrevan) y se lo pasan pipa pero los mas chiquitines también tienen zonas donde divertirse, concretamente JoanPetit estuvo en cuatro:

Los lagos: Es una zona de relax. Una piscina con chorros de agua que caen simulando cascadas, otros chorros que salen del suelo, etc. Hay zonas donde no cubre mucho y allí pueden jugar los más pequeños.

Como en el Caribe, oiga.

La piscina de olas: Como su propio nombre indica, es una piscina donde cada cierto tiempo hay olas ¡como en el mar! también hay una zona con unos cubos gigantes que se van llenando de agua y cuando llega al borde, se giran y caen sobre todo aquel incauto que haya debajo. Al peque le gustó mucho mirarlos desde lejos pero cuando le cayó el agua encima no le hizo ni p... gracia.

Todos esperando para que les caiga un cubo de agua encima.

Las minidunas: Son unos pequeños toboganes puestos unos al lado de los otros donde los chavales se lo pasan en grande haciendo carreras. Realmente es para niños a partir de 1,10, pero JoanPetit se quiso tirar y al final lo consiguió (con Lamamá esperándole abajo, claro), pero solo una vez porque luego se dio cuenta que eran para "nens mes gans"

A ver quien llega primero

La cala del pirata: Es la zona exclusiva para peques y donde más rato pasamos. Hay varios toboganes adaptados a su edad, el agua apenas cubre y muchos chorros de agua. Está ambientada con restos de un barco pirata, animales, piratas... ¡Incluso hay un tesoro escondido en una cueva! JoanPetit disfrutó como nunca aunque al principió le dio un poco de miedo tanto chorro, tanta agua y tanto niño y no quería bajar de mis brazos; poco a poco se fue atreviendo más y más y acabo tirándose por todos los toboganes incluso "del mes gan" como decía él.

Para JoanPetit, lo mejor del parque

No quiero cerrar el post sin contar mi hazaña. Hace algunos años, inaguraron en el parque el tobogan más alto y con más inclinación de Europa: El salto del diablo. Tiene 30 metros de altura y desde que está, he ido al parque en dos ocasiones A.D.J.P (Antes de JoanPetit) y nunca me atreví a probarlo... hasta ayer. Subí las escaleras con las piernas temblando, me daba la impresión que hasta la plataforma se movía del viento, me sentía como el loco ese que se tiró en paracaídas desde la estratosfera... Y cuando me llegó el turno, cerré los ojos y me lancé sin pensar.... Y sigo vivo. La verdad es que parece más de lo que realmente es.

Una altura de 30 metros. Para pensárselo..



12 comentarios:

  1. Valiente un rato! Yo era inconsciente con 16 y tb me tiré por uno similar, pero con 16, menos de 50kg, me dio la sensación de que "volaba", me dió tanto miedo que no he vuelto a hacerlo nunca más...en el parque que tenemos nosotros hay toboganes para mayores que tu si quieres puedes tirarte con tu hijo, yo lo hice con Iván y disfrutamos así de todo el parque.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues imagínate yo con 85 kg, he caído a plomo. Aquí creo que no te dejan tirarte con el peque desde los toboganes más grandes pero no lo se seguro porque tampoco lo intentamos.

      Eliminar
  2. Que chulo, el mio todavía no quiere ir, eso de las piscinas y el agua lo lleva un poco mal, esperaré al verano que viene. Enhorabuena!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada nene tiene su ritmo, seguro que cando lo pruebe te pedirá aquarama todos los dias :)

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Es una pasada, yo disfruto como un enano cada vez que voy.

      Eliminar
  4. Wow! Yo llevo desde chiquitilla con el sueño de ir a un parque acuático y todavía no he podido ir a ninguno. Además creo que aquí, en Asturias, no tenemos de eso, con la lluvia constante ya nos vale, jejejeje.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí! Hay uno! Pero vamos, nada que ver. Echa un vistazo y te doy permiso para reirte de nosotros :S
      http://www.autocinegijon.es/parque-del-agua

      Eliminar
    2. Bueno, hay agua y es un parque ¿no? La verdad es que no mienten XDXDXD

      Eliminar
  5. Mi bichilla aún es pequeña para esto, pero sólo diré que la última vez que yo estuve en uno de estos parques, grité tanto en tobogán gigante que la mitad de la cola se dio la vuelta y se negó a tirarse detrás de mí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, seguro que si tu hubieses estado delante de mi en la cola, este año tampoco me habría tirado :)

      Eliminar
  6. Uff qué miedo! Yo soy incapaz de subirme a una cosa así. Soy una miedica que le voy a hacer.

    ResponderEliminar